sábado, 25 de diciembre de 2010

Chutney de duraznos y peras


¡Gracias por tus recetitas! Te doy a cambio esta deliciosa fórmula de “chutney” traída directamente de Escocia, que mi amiga Marta de Mar del Plata consiguió a través de su amiga Patricia Paterson. (¿Vamos o no vamos acercándonos al 1er. mundo? ¡Ja!). Procese 1 kg de fruta pelada y sin semillas (la receta decía: duraznos y peras; pero yo junté lo que encontré en la heladera: peras… ciruelas y ¡una manzana!) junto con ¼ de pasas de uva sin semillas, ¼ de taza de cebolla picada, 1 diente de ajo, 2/3 de taza de azúcar negro (o rubio… ¡bah!) y un diente de ajo. Vuelque todo en una cacerola, agréguele 1 y ¼ de taza de vinagre de vino, 1 y ½ cucharadas de semillitas de mostaza, ½ cucharada de jengibre en polvo y 1 cucharadita de sal (tamaño café). Y cocine y cocine y cocine, revolviendo a ratos con cuchara de madera, hasta que su tía tucumana crea que está haciendo arrope. Cuando el “pasticchio” esté bien espesito envase, enfríe “y estacione en lugar fresco 1 mes, antes de consumirlo” (sic). Debo confesar que el mismo día que lo hice lo serví con costillitas de cerdo asadas: Wonderful!.