jueves, 19 de junio de 2014

Salsa de frutillas




Procese una taza de frutillas limpitas, junto con ½ taza de agua, 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharadita de fécula de maíz.
Vuelque el licuado en una cacerolita y revuelva continuamente sobre el fuego (con cuchara de madera) hasta que la preparación hierva y espese.
Retire del fuego, vierta en un bol y perfume con un chorrito de licor de frutillas.
Utilice para salsear flancitos, budincitos o una buena copa helada.