martes, 17 de junio de 2014

“Al que nace barrigón…”









         … es al “ñudo” que le prohíban los dulces. Tarde o temprano caerá en la tentación. Sin embargo hay un gran número de postres tradicionales que pueden hacerse prescindiendo del azúcar y también de la leche (si es que usted está a dieta sin hidratos de carbono). Este es un ejemplo simple:



Flancitos de chocolate



         Mezcle una cucharada de crema con 4 cucharadas de agua y un huevo apenas batido.

         Únale una cucharada de cacao amargo, previamente disuelta en un poquito de agua caliente.

         Endulce con edulcorante líquido.

         Vierta en 2 ó 3 moldecitos para flan bien enmantecados.

         Cocínelos a bañomaría en el horno hasta que estén firmes (que no sobrepasen la cocción para que resulten secos).

         Enfríe y recién entonces desmolde.

         Sírvalos acompañando con un copete de crema de leche batida a punto de Chantilly y endulzada con edulcorante líquido.