jueves, 20 de marzo de 2014

Torta ángel (angel cake)




8 PORCIONES - FÁCIL

Lo que lleva

Harina, 1 taza
Azúcar impalpable, ½ taza
Azúcar molida, 1 taza
Claras, 10 u 11
Agua fría, 2 cucharadas
Jugo de limón, ½ cucharada
Cremor tártaro, 2 cucharaditas
Esencia de vainilla, 1 cucharadita
Esencia de almendra, unas gotas (yo nunca se las pongo...)
Sal, un poquitito así
Molde con tubo central totalmente limpio (26 a 28 cm), 1

 
Cómo se hace

Tamice la harina. Agréguele el azúcar impalpable y tamice todo junto... ¡6 veces!
Aparte tamice el azúcar molida... ¡3 veces!
Coloque en el bol de la batidora las claras, el agua, el jugo de limón, el cremor tártaro, la esencia que desee y la sal. Bata hasta que se forme un merengue espumoso, pero no seco.
Agréguele el azúcar molida, de a una cucharadita por vez, mientras continúa el batido. Bata hasta que se forme un merengue consistente.
Mezcle a este merengue los ingredientes secos tamizados, incorporándolos en 3 veces.
Vierta en un molde con tubo central bien limpio. Tome una espátula de metal y húndala suavemente en la pasta, trazando dos o tres círculos concéntricos, para eliminar las burbujas de aire.
Cocine la torta 15 minutos en horno moderado; y luego siga cocinándola a fuego mínimo unos 20 ó 30 minutos más.
Invierta el molde sobre la fuente donde va a servir, levantándolo un poco con 4 escarbadientes. De este modo, el molde quedará apenitas en el aire para dejar escapar el vapor. Cuando la torta se enfríe, caerá por sí sola. Retire el molde. Y si no cae... No se aflija: pase un cuchillito despegando los costados y desmóldela como cualquier torta (“Un resbalón no es caída”) Retire los palillos.
Ahora venden moldes especiales para este tipo de torta (circulares o cuadrados), que tienen el tubo central un poquito más alto que los bordes; de modo que al invertirlo, la torta queda suspendida unos milímetros sobre la superficie donde se quiere desmoldar. Conviene estacionar la torta todo un día antes de cortarla en capas o ahuecarla para rellenar.