miércoles, 8 de enero de 2014

Pollo agridulce





Conseguí una receta fabulosa gracias a la generosidad de la Señora Solari. El nombre de la receta es Marlene (en homenaje a la Dietrich) porque la señora nació el mismo día que ella (¡pero siglos después!). Mire qué fácil: Coloque en una fuente para horno un colchón de azúcar (una alfombrita gorda… ¡bah!) y, sobre ella, otro de manzanas peladas y cortadas en rodajas (sin semillas) y otro de zanahorias crudas ralladas. Acueste sobre esto un pollo sazonado solamente con sal, y cuando esté dorado de un lado, délo vuelta hasta dorarlo del otro. Resultado: ¡un plato agridulce delicioso! ¡Glup!