miércoles, 22 de enero de 2014

Colorantes naturales


Hecho en casa

Si usted es fanática de la “onda verde”, totalmente natural, fabríquese sus propios colorantes vegetales, con poco esfuerzo y moneditas. ¿Cómo lograrlos? Tome nota:

Colorante Rosado (más o menos fuerte): Pele una remolacha, rállela recogiendo el juguito que suelte y filtre a través de una trama fina. Agregue de a poco al glasé real, hasta lograr el tono que desee.

Colorante verde: Lave bien las hojas de espinacas y así, crudas, procéselas o licúelas sin ningún agregado. Filtre y utilice.

Colorante amarillo: Disuelva un poquito de azafrán en polvo (o cúrcuma… bah!) en un poquito de agua caliente. Enfríe y tiña el glasé.

Colorante naranja: Tiña el glasé con el colorante amarillo y agreguele de a gotitas el colorante rojo, hasta obtener el tono deseado.

Colorante marroncito: Incorpore al glasé real cacao (dulce o amargo) o café soluble, de a poquito, hasta lograr el tono buscado.

Colorante azul o celeste: No tendrá más remedio que comprar colorante vegetal azul en alguna buena casa de repostería…