miércoles, 15 de enero de 2014

Guiso irlandés


Cubos de carne de cordero se  cocinan con tomate, zanahoria, apio, repollo y caldo. Este guiso se sazona con pimienta negra y, al final, cuando se  sirve, lleva un toque de perejil picado.

INGREDIENTES

Carne de cordero, 1 kilo
Harina, cantidad necesaria
Sal, a gusto
Pimienta, a gusto
Manteca o margarina, 4 cucharadas
Cebolla picada, ½ taza
Blanco de apio picado, ½ taza
Granos de pimienta negra, 10
Zanahorias picadas, ½ taza
Papas cortadas en cuartos, 3 (medianas)
Tomates frescos, 2
Repollo rallado o cortado en juliana, 1 taza
Caldo, 5 tazas
Perejil picadísimo, 1 cucharada

PREPARACION

1.       Quítele a la carne el exceso de grasa e indeseables y córtela en cubos. Rebócelos por harina condimentada con sal y pimienta.
2.       Derrita en una cacerola la manteca o margarina y dore en ella la carne. Haga esta operación mezclando rápidamente.
3.       Agregue la cebolla y rehóguela lentamente. La cebolla debe quedar transparente.
4.       Incorpore el apio, la pimienta en grano, las zanahorias, las papas y los tomates, sin semillas y picados. Mezcle y rehogue 3 minutos.
5.       Agregue el repollo y el caldo. Tape y deje hervir hasta que la carne esté bien tierna: ¡1 hora y media! Controle el sazonamiento.
6.       Vuelque el  guiso en una cazuela y sírvalo espolvoreando la superficie con el perejil. En lugar de perejil, puede usar orégano.