lunes, 20 de enero de 2014

Buñuelos de manzana, pera, duraznos o la fruta que quiera






    1. Prepare la pasta anterior con la siguiente modificación: disminuya la sal, reemplace el queso por 2 cucharadas de azúcar. Perfume con ralladura de limón.
    2. Para hacer los buñuelos, hunda los trozos de fruta elegida en la pasta, levántelos con una cuchara y fríalos en aceite bien caliente hasta dorar de ambos lados.
    3. Al escurrirlos, revuélquelos por azúcar molido.