domingo, 29 de septiembre de 2013

Masa fácil




1)      Ponga en una cacerolita 1 pocillito de aceite (tamaño café), 2 pocillitos de leche y 2 pocillitos de agua.
2)      Agrégueles 1 cucharadita de sal y haga hervir. Entibie.
3)      Incorpórele de golpe 7 pocillitos de harina leudante y revuelva todo con un tenedor, rápidamente, hasta unir todo en un bollo blando (si hiciera falta agregue un poco más de harina).
4)      Haga con ella lo que quiera y cocínela en horno bien caliente.
5)      Si quiere ensayar la cuarta parte para hacer palitos de queso le cuento como los hice yo: una vez hecha la masa la estiré bien finita (recuerde que debe estar muy tierna) la espolvoreé con sal, pimienta y una capa de queso rallado, la doblé, repetí la operación anterior y finalmente estiré y corté en tiras iguales.
6)      Acomode los palitos de masa en una placa enmantecada, pínchelos con un tenedor y cocínelos hasta que estén suavemente dorados y crujientes. Valía la pena hacer la prueba… ¿no?