miércoles, 3 de julio de 2013

Tartantela








Con gusto a Italia

Delicado, para comer con un toque de crema o de dulce de leche.

INGREDIENTES

Pan lácteo finito chico, descortezado
2 ó 3 manzanas deliciosas
Manteca blanda, c/n
1 litro de leche
250g de azúcar
Ralladura de 1 limón
1 cucharadita de esencia de vainilla
7 huevos
1 medida de ron (optativo)
Caramelo para el molde


PREPARACIÓN

1.       Enmanteque las tajadas de pan lácteo descortezado de un solo lado.
2.       Coloque en el recipiente de la procesadora el azúcar, la leche, la ralladura de limón, la esencia de vainilla y los huevos.  Procese unos segundos los ingredientes. Luego cuele la preparación y reserve.
3.       Acaramele un molde tipo “savarín” de 24 cm de diámetro. Deje enfriar.
4.       Mientras el caramelo se enfría, pele 2 ó 3 manzanas y córtelas en tajadas bien finas. Rellene el molde acaramelado con una capa de tajadas de pan untadas con la manteca hacia arriba.
5.       Cubra la capa de pan con una de tajadas de manzana; luego otra capa de pan untado, otra de manzanas… hasta terminar con una capa de tajadas de pan… esta vez puesta con la parte con manteca hacia abajo.
6.       Vierta en el molde el batido de flan que realizó en el paso 3, mientras levanta con un tenedor los costados del budín para que el batido de flan escurra bien hacia todas las capas de pan. Cocine la tarantela a bañomaría en horno moderado. Y no se espante si el pan o las manzanas comiezan a flotar… (¡es normal!). Cocine la tarantela por lo menos durante 1 hora y media; o hasta que se note firme como un flan.
7.       Al retirar la tarantela del horno rocíela con ron (si quiere). Deje enfriar muy bien la preparación antes de desmoldar en la fuente. ¿Imagina cómo queda? ¡El flan hacia arriba y las manzanas abajo!

Tip:

·         Cocinamos este postre a bañomaría para evitar que las tajadas de pan se sequen y lograr así la textura cremosa de flan. Recuerde que como todo flan debe desmoldarse bien frio.