domingo, 14 de julio de 2013

Strudel de verduras






Cruje que te cruje

Las manzanas no son el único relleno posible del Strudel. Aquí, una alternativa rica.

Ingredientes

Harina, 100g
Sal, ½ cdta
Huevo batido, 3 cdas
Crema de leche, ½ taza

Relleno

Manteca, 25g
Cebolla de verdeo picada, 3 cdas
Jardinera de verduras, 1 lata (o su equivalente en verduras frescas de la estación)
Queso rallado, ½ taza
Crema de leche, 1/3 de taza
Jamón cocido en julianas, 150g
Aceitunas verdes, 100g
Sal, pimienta y nuez moscada, a gusto

Varios

Manteca derretida, 50g, para pintar

Preparación

1.       Coloque sobre la mesa la harina y la sal y haga un hueco en el centro. Ponga allí el huevo batido y tome la masa agregándole la crema, gradualmente, hasta unir todo. Amásela ligeramente hasta obtener un bollito liso y tierno. Ponga el bollo sobre la mesa, tápelo con una cacerola limpia, previamente calentada y déjela así 5 minutos. Derrita la manteca en una sartén y saltee la cebollita de verdeo. Agregue la jardinera de verduras bien escurrida y rehogue unos instantes hasta impregnarla bien. Retire del fuego y agréguele el queso rallado más la crema (debe quedar una mezcla húmeda y espesa).
2.       Súmele el jamón cocido y las aceitunas cortadas en tajadas (si hiciera falta, agregue más crema). Sazone todo a gusto con sal, pimienta y nuez moscada (optativo).
3.       Retire la masa de su refugio y estírela sobre la mesa bien enharinada, dejándola de ½ cm de espesor y dándole forma rectangular.
Apóyela sobre una tira larga de papel encerado (o manteca), espolvoree con harina y siga estirándola en todos los sentidos hasta dejarla finita y transparente como un papel de seda. Pinte la masa estirada con manteca derretida.
4.       Distribuya el relleno en forma de cordón gordo a 4 cm de uno de los extremos de la masa estirada. Ingéniese para doblar esos 4 cm de masa sobre el relleno. Sostenga la hoja de papel de un extremo y haga rodar el relleno de modo que vaya envolviéndose en la masa. Deslice el Strudel sobre una placa enmantecada, arquéelo en forma de media luna, píntelo con más manteca derretida y cocínelo en horno caliente, hasta que esté doradito y crujiente.


Dificultad:

La masa debe quedar lo más finita posible. Ayúdese estirándola finamente con los puños en el aire

Tip:

Si se le hace algún agujero en la masa, ¡no desespere! Únalo suavemente con las manos y ¡siga adelante!