lunes, 22 de julio de 2013

Galletitas de manteca








Fantasías para endulzarse la vida

Más de una vez compré las importadas y me llevé una decepción de aquellas. Por eso le propongo que se dé el gusto de hacerlas ¡ya! y devorarlas en unos segundos. A partir de esta masa podrá inventar toda clase de fantasías: por ejemplo, agregarles un relleno para convertirlas en alfajorcitos ¡o las glotonerías que a usted le gusten…!


Ingredientes

100 gramos de manteca blanda y extra para la placa
tres cuartos de taza de azúcar impalpable tamizada
3 cucharadas de huevo batido
una cucharadita de esencia de vainilla
una taza y un cuarto de harina y extra para espolvorear
media cucharadita de bicarbonato de sodio
200 gramos de chocolate cobertura


  1. Mezcle en un bol y con cuchara de madera, la manteca, el azúcar impalpable, el huevo batido, la esencia de vainilla y la harina tamizada junto con el bicarbonato. Forme un bollo, envuélvalo en una bolsita de freezer y llévelo al ídem unos 10 minutos.
  2. Enharine la mesa y el palote y estire la masa por partes dejándola finita. Despéguela de la mesa con una espátula y recórtela de la forma que desee. Levante las galletitas con la espátula y apóyelas sobre placas enmantecadas. Una los recortes y haga más masitas.
  3. Cocine las galletitas en horno caliente, entre 5 y 7 minutos, hasta que estén sequitas pero pálidas.
  4. Mientras las galletitas se cocinan, ponga a disolver el chocolate cobertura, rallado, en una cacerolita a bañomaría suave.
  5. Una vez frías las galletitas, báñelas parcialmente con el chocolate cobertura.
  6. Acomode las galletitas sobre una placa y estaciónelas en la heladera hasta que el chocolate se endurezca. Guárdelas en latas bien cerradas… ¡si lo/a dejan, claro!


Secretito I:

Como esta masa es muy tierna, la dejamos descansar un ratito en el freezer para manejarla con más facilidad.

Secretito II:

Una los ingredientes rápidamente. Las masas con mucha manteca no deben trabajarse demasiado pues se altera su textura.

  
¿Variante? Corte discos de 7 centímetros y a la mitad quíteles el centro. Cocine las piezas y, una vez frías, una un disco entero y uno agujereado con glasé real. Rellene el centro con jalea de membrillo disuelta a bañomaría.