jueves, 25 de julio de 2013

Ravioles de ricotta y nuez


¿Mejor nos ponemos a hablar de cocina? ¡Los últimos ravioles de “ricotta y nuez” que hice en casa me salieron estupendos! Si a usted no le gusta amasar ¿por qué no usa el relleno para armar canelones con panqueques? Mire qué simple: mezcle 1 taza de ricotta con 1 taza de queso rallado, 4 huevos, 4 cucharadas de aceite, 2 cucharadas de perejil picado y 100 gramos de nueces picadas. Y sazone todo con sal, pimienta y nuez moscada (¡no se olvide de ella!). Una vez armados y cocidos los ravioles – o hechos los canelones – cúbralos con crema de leche (o salsa blanca), salpíquelos con queso rallado y gratínelos en horno caliente hasta que el queso se desmaye. Resultado: “El vaso en que bebo no es grande, ¡pero es mío!” (Musset) ¡Glup!