jueves, 17 de enero de 2013

Torta de mandarinas

(8 PORCIONES)

Muchas de éstas recetas son alcancías de recuerdos. Ésta fórmula tiene para mi un valor incalculable y me trae a la memoria el día que me la dictó por teléfono mi prima Noelia. ¿La preparación?: sólo unos minutitos de licuar y batir. ¡Vaya cursando las invitaciones!


INGREDIENTES:

2 MANDARINAS GRANDES
3/4 POCILLO DE ACEITE DE TRIGO O GIRASOL
1 HUEVO
1 TAZA DE AZÚCAR COMÚN
1 Y 1/2 TAZA DE HARINA LEUDANTE
MANTECA PARA EL MOLDE

PROCEDIMIENTO: 

Cepille las mandarinas bajo el chorro de la canilla. Corte una mandarina a la mitad y exrímala, cuele el jugo y reserve. Corte otra mandarina por la mitad, saque las semillas, divídala en trozos y póngalos en licuadora o procesadora...¡con cáscara! Luego súmele el aceite, el huevo y el azúcar. Agréguele el jugo de mandarina reservado. Licue todos los ingredientes hasta que no se note la cáscara. Ponga en un bol la harina y el licuado y mezcle utilizando cuchara de madera con movimientos envolventes, para airear el batido. Vierta la preparación en molde para budín inglés enmantecado y enharinado. Cocine a horno moderado 45 minutos.
Versión 2:


¿Le cuento ahora la última torta fabulosa y económica que se apuró a pasarme otra amiga entrañable – Elsa de San Martín – quien, a pesar de trabajar “a full” para la comunidad de San Isidro, no se olvida de mi insana manía de cocinar? Tome nota: licue 1 mandarina así de grande (¡sin semillas, por favor!, pero con cáscara) junto con el jugo de otra mandarina, ¾ de pocillo tamaño café de aceite, 1 huevo y 1 taza (tamaño desayuno) de azúcar. Una vez obtenido el licuado, vuélquelo en un bol y mézclele suavemente 1 y ½ taza de harina leudante. Vuelque en un molde mediano para budín inglés y cocine como cualquier torta. ¡Gracias, Elsa!