jueves, 24 de enero de 2013

Masitas secas





Estas masitas secas no le quitarán el sueño a nadie, pero son una solución fácil y económica para esperar a los “bajitos hambrientos” que vuelven de la escuela. Mezcle 60 gramos de manteca blanda con 170 g de harina tamizada y con ½ cucharadita de polvo para hornear, 50 g de azúcar impalpable tamizada, ralladura de limón y huevo batido. Debe quedar una masa tiernísima. ¿Y luego? ¡Haga con ella todas las fantasías que se le ocurran! “Pepitas”, tapas para alfajorcitos en miniatura, medialunitas, etc. Al retirarlas del horno, en caliente, ahóguelas con una lluvia de azúcar impalpable tamizada; o píntelas a gusto con glasé real y chocolate cobertura. ¡Glup!