sábado, 9 de junio de 2012

Dos en uno








1.  No hay caso: mamá tiene razón. ¡Las vacaciones abren el apetito!
2.  Con esta receta tendrás solucionado el problema del apetito veraniego.
3.  ¿Por qué se llama “Dos en uno”? Porque en un sólo envase podrás llevar los dos ingredientes que más te gustan: jamón y queso. ¿Y por qué no se llaman “sandwiches”? Pues… ¡porque son tarteletas hechas sin amasar! En cuanto mamá lea la receta, seguro que te la pedirá para su colección.
4.  Compra un pan lácteo y, con un cuchillito, quítale a cada tajada la corteza.
5.  Ahora toma el palote y amasa cada tajada, sin romperla, para hacerla más finita.
6.  Enmanteca moldes para tarteletas (no muy chicos) y coloca dentro de cada uno una tajada de la miga amasada.
7.  Presiónala bien con los dedos para que se adhiera al molde y este quede forrado como si fuera masa. Recorta el excedente de pan con un cuchillito. Cuando todos los moldes estén forrados, prepara el relleno de la siguiente manera:
8.  Mezcla en un bol 250 gramos de queso de maquina picadito y 250 gramos de jamón cocido o paleta picadita, más dos huevos batidos y una pizca de sal. Revuelve bien hasta obtener una pasta; si está muy dura, agrégale otro huevo.
9.  Rellena con esto las tarteletas de pan, colócalas en una placa y mételas en horno caliente hasta que el relleno se hinche y dore bien. Entonces llama a mamá
10.                  … para que retire los moldecitos y desmolde las tarteletas. A medida que las desmolda ayuda a darlas vuelta, así quedan con el relleno para arriba. ¡Rápido! ¡A meterlas en el bolso del club antes de que papá llegue de la oficina y las descubra!