jueves, 7 de junio de 2012

Pesto


(pasta picantita a base de ajo, albahaca, nueces y aceite de oliva, ideal para acompañar pastas. El auténtico pesto genovés se hace con piñones)          
                    
Lo que lleva:

albahaca fresca, 1 taza
aceite de oliva, ½ taza                   
sal, a gusto
ajos pelados y picados, 4 dientes
queso rallado de buena calidad, 50 gramos
nueces picadas, 50 gramos

Cómo se hace: 

Coloque en el mortero (o la procesadora) las hojas de albahaca lavaditas, escurridas y picadas, sal a gusto, los dientes de ajo algo partidos, el queso rallado y las nueces.
Triture hasta obtener una pasta.
Vuelque en un bol y mezcle mientras le incorpora de a poco el aceite de oliva.
Colóquelo en un pote y condimente con sal a gusto.
Envase y almacene en la heladera; o utilícelo para aderezar pastas, pizzas y otras preparaciones.


Versión 2:

Coloque 20 hojitas de albahaca frescas en un mortero (si le parece una antigüedad use la procesadora o trituradora...) y macháquelas junto con 1 taza de queso rallado, 100 g de nueces y 10 dientes de ajo. Una vez lograda una pasta espesa como un discurso presidencial, vuelque en un bol y agréguele de a poquito el aceite necesario alternando con cucharaditas de agua, mientras revuelve optimista hasta obtener una salsita espesa. Pruébela (ni se le ocurra besar a su marido) y rectifique -o no- el sazonamiento con sal.