miércoles, 4 de abril de 2012

La Pascua menuda






¡Los chicos esperan delicias de chocolate!

                Hasta que llegue el momento en que los chicos crezcan, maduren y entiendan lo que simboliza la celebración del día de Pascuas, respetemos sus ilusiones de chocolate y azúcar… como podamos. Si durante mucho tiempo los sabios creyeron que la Tierra era plana… ¿por qué hoy no pueden serlo los “huevitos de Pascua”? Esta masa de galletitas es fabulosa para poner en práctica esta fantasía.

Masa oscura para galletitas festivas

INGREDIENTES

Manteca, ½ taza
Miel, ½ taza
Agua, ¼ de taza
Azúcar negro, ½ taza
Harina, 2 y ½ tazas
Sal, un poquitito así
Bicarbonato de sodio, ½ cucharadita
Jengibre y nuez moscada, ¼ de cucharadita de cada especia (salvo que usted y sus chicos las detesten)

PREPARACIÓN

1.       Bata la manteca con el azúcar y agréguele los demás ingredientes.
2.       Cuando haya unido todo en un pegote blandengue, estaciónelo en la heladera 3 horas (tapado).

TERMINACIÓN

1.       Retire por partes la masa del bol y estírela sobre la mesa enharinada, dejándola de 3 mm de espesor.
2.       Aplique sobre ella una plantilla de cartulina recortada en forma de huevito (un ovalo narigón… ¡bah!) y recorte la masa hasta lograr la producción que quiera.
3.       Levante los “huevitos” con espátula y apóyelos sobre placas “limpias”. Cocínelos en horno re-que-te-caliente hasta que la masa esté sequita. (¡¡¡¡Qué no se le quemen!!!!).
4.       Una vez fríos, píntelos con chocolate cobertura disuelto a baño de María (le rendirá un montón), póngalos en la heladera hasta que el chocolate se endurezca y después decórelos con glasé real de diferentes colores, perlitas, confititos… qué se yo: ¡todas las maravillas que se le ocurran! ¿Qué tal si les dibujamos los nombres de los chicos, así no se pelean para elegir?

Baño facilísimo de cacao
(para ahorrar chocolate cobertura)

1.       Ponga en un bol partes iguales de cacao instantáneo (Nesquick… ¡bah!) y azúcar impalpable tamizado.
2.       Agréguele, de a poquito, el agua caliente que absorba hasta tomar la consistencia de un baño que pueda “cubrir”. Bane las galletitas, deje secar antes de decorar.