sábado, 10 de diciembre de 2011

Supremas al champagne


¿Es usted quien me pidió que le explicara como hago yo las supremas al champagne? Muy simple: primero las doro en apenitas de manteca, aflojo el fondo de cocción con dos copas de champagne, y las dejo hervir hasta que estén cocidas. Entonces las paso a una fuente y mantengo a baño de María mientras espeso la salsa sobre el fuego, añadiéndole de a poquito – mientras bato enloquecidamente – trocitos de manteca manié. ¿Qué qué es eso? Una cucharada de manteca y otra de harina, trabajadas hasta convertirlas en pasta. Cuando la salsita esta “aterciopelada”, rectifico o no en el sazonamiento y la vuelco sobre las pechugas. Finalmente termino de guarnecer la fuente con grupitos alternados de juliana de zapallitos y juliana de zanahorias, hervidas al vapor y pasadas por manteca. ¡Glup!