lunes, 5 de diciembre de 2011

Galletones imposibles de roer



Entonces le inventé ¡unos galletones imposibles de roer! Como pienso que hay muchas mamis en busca de fórmulas caseras para entretener la primera dentición, ahí va mi invento: mezcle ½ taza de miel con ½ taza de azúcar, ralladura de 1 limón (o naranja), 1 y ¾ de taza de harina tamizada con 1 cucharadita al ras de bicarbonato y apenitas de agua, hasta formar un bollo duro. Estire, dejando la masa de ½ cm de espesor, corte del tamaño de baldositas cerámicas y cocínelas en horno moderado hasta que parezcan… ¡baldositas cerámicas! ¿Qué pensó Julieta al probarlas? “Tratemos de ver con el corazón”… (Lizst). ¡Glup!