domingo, 11 de diciembre de 2011

Galletitas alemanas facilísimas




¿Por qué no con unas galletitas alemanas facilísimas, económicas y deliciosas? “Todo está bien si parece bien” (Baroja). Mezcle sobre la mesa 50 gramos de manteca, ¼ de taza de azúcar impalpable tamizado (3 cucharadas gordas… bah!), 1 cucharada de vinagre, un poquitito así de bicarbonato (¡eh!... tanto ¡no!) y un poquitito así de sal. Cuando todo esté hecho pomada, agreguele ½ taza de harina común y amase hasta obtener un bollo. Estírelo delgado, corte la masa en forma festiva, coloque las galletitas en placas enmantecadas y enharinadas y cocínelas en horno moderado hasta que estén apenas doradas. Levantelas con espátula y apóyelas sobre una superficie plana. Al enfriarse se endurecen y hacen: ¡crack! ¡Viva la cocina que hermana a los pueblos!