martes, 13 de diciembre de 2011

¡Atrápelos antes que desaparezcan!

El verano es el tiempo para perder de vista las frutas y verduras estacionales, a fin de atraparlas cuando están en su mejor sazón y transformarlas en conserva para “pasar el invierno”.

Dulce de uvas negras


1) Compre las uvas negras que se le antoje (o pueda), desgránelas, lávelas bien y con SÓLO EL AGUA DEL LAVADO QUE LES HAYA QUEDADO ADHERIDA colóquelas en una cacerola grande.

2) Ponga sobre el fuego y hágalas hervir “reventándolas” de vez en cuando con una cuchara de madera hasta que estén deshechas.

3) Ármese de paciencia y optimismo y tamícelas a través de un colador de caldo.

4) Pese la pulpa obtenida y mida ½ menos de azúcar. Es decir: para 1 taza de pulpa… 2/3 de taza de azúcar.

5) Agréguele el jugo de 1 limón.

6) Deje así hasta el otro día.

7) Revuelva constantemente sobre fuego fuerte, hasta que espese y tome punto de mermelada firme.