domingo, 27 de noviembre de 2011

Flan de manzana


Hay flanes y flanes... Pero éste es diferente. La base es una compota de frutas hecha puré y el ingrediente que le da textura, crema de leche.


LO QUE LLEVA


manzanas grandes 2
azúcar MEDIA TAZA
agua UNA TAZA
ralladura de UN LIMON
yemas 2
huevos 4
crema de leche UN POTE DE 250 CC
budinera acaramelada DE 20 O 22 CENTIMETROS.


Varios
azúcar para acaramelar TRES CUARTOS DE TAZA
crema chantillí CANTIDAD NECESARIA.



PASO 1 (10 MINUTOS)

Vierta los tres cuartos de taza de azúcar (para acaramelar la budinera) en una sartén y coloque sobre fuego fuerte. Cuando el azúcar comience a fundirse en los bordes, con cuchara de metal mezcle rápidamente hasta que se funda en su totalidad. Viértalo en el molde y hágalo rotar para que se distribuya bien. Reserve. Pele las manzanas y quíteles el cabito y semillas. Córtelas en tajadas finitas y póngalas en una cacerola.

PASO 2 (24 MINUTOS)

Agregue a las manzanas el azúcar y la ralladura de limón. Súmele el agua y hágalas hervir hasta que estén tiernas. Tamice las manzanas cocidas con todo su líquido a fin de obtener un puré bastante flojito. Aparte, en un bol, bata las yemas con los huevos hasta que no se note la clara. Una suavemente a este batido el puré de manzanas ya preparado. Incorpórele también la crema de leche.


PASO 3 (85 MINUTOS)
 
Mezcle con movimientos circulares a fin de que el puré de manzanas se integre bien y quede en suspensión, sin llegar a decantar. Vierta la mezcla en la budinera acaramelada y apóyela en un recipiente con agua (bañomaría... ¡bah!). Cocínelo en horno moderadamente caliente, hasta que al clavarle una brochette salga sin adherencias. Deje enfriar bien, desmolde y decore a gusto con crema chantillí.