jueves, 30 de octubre de 2014

Torta esponja de avellanas, nueces o almendras


            Por suerte todavía reinan las frutas rojas, lo cual nos motivará para inventar nuevas fantasías. Por ejemplo: preparar una torta base bien esponjosa, humedecerla con licor o, en su lugar, almíbar al coñac, y en vez de rellenarla, cubrirla con una capa gorda de chantillí o merengue suizo y taparla totalmente con la fruta elegida: ¿frutillas? ¿cerezas?... ¡frambuesas para mí! Única condición: ¡que la torta sea bien chatita!

  • Torta esponja de avellanas, nueces o almendras

INGREDIENTES

Yemas, 5
Azúcar, 1 taza
Canela, 1 cucharadita
Almendras molidas o licuadas, 1 taza (o avellanas o nueces trituradas)
Bizcochos tipo canale molidos, ¾ de taza y cantidad extra
Polvo para hornear, 1 cucharadita
Claras batidas a nieve, 5

VARIOS

Claras, 3
Azúcar, 9 cucharadas
Licor “amaretto” o almíbar al coñac
Frutas rojas, para decorar: frutillas, cerezas o frambuesas, previamente azucaradas. Y en el caso de las cerezas, descarozadas

PREPARACION

  1. Bata las yemas con el azúcar y la canela hasta que todo se convierta en una crema espesa, clarita y suave (que no se note el azúcar).
  2. Mezcle las almendras (o avellanas o nueces trituradas) con el polvo para hornear y los bizcochos molidos.
  3. Una esta mezcla con el batido de yemas.
  4. Agréguele en dos veces las claras batidas a nieve, mezclando suavemente, con movimientos envolventes.
  5. Vierta la preparación en un molde de 22 cm, con el fondo forrado con papel manteca, todo bien enmantecado y espolvoreado con polvo de galletitas.
  6. Cocine 3 minutos en horno caliente y el resto a temperatura suave, aproximadamente 25 minutos.
  7. Una vez cocida la torta abra el horno y déjelo así, abierto y con la torta adentro unos 10 minutos. Esto lo hago para evitarle a la torta los cambios bruscos de temperatura. Las tortas muy esponjosas, si apenas cocinadas se desmoldan, enseguida se hunden en el centro.
  8. Retire el molde del horno y desmolde la torta directamente sobre la fuente donde la piensa servir.
  9. Pinche la torta repetidas veces con un escarbadientes o brochette y báñela con almíbar al coñac o licor amaretto.
  10. Una vez bien fría, cúbrale la superficie con una capa gorda de copitos de merengue suizo y clave sobre este frutillas azucaradas o la fruta roja que haya elegido.

ALMÍBAR AL COÑAC

  • Ponga en una cacerolita ½ taza de azúcar y ½ taza de agua.
  • Hierva hasta que el almíbar tome punto de “hilo fuerte” (hasta que esté espesito… ¡bah! Diez minutos de hervor, aproximadamente).
  • Retire del fuego, agréguele ¼ de taza de coñac, mezcle con cuchara de madera y utilice en caliente.

MERENGUE SUIZO

  • Ponga las claras y el azúcar en un bol. Bátalas ligeramente unos segundos.
  • Coloque el bol a baño de María y continúe batiendo sobre el fuego (preferentemente con ayuda de la batidora de su nieto, el jugador de básquet) hasta que el merengue haga picos duros.