viernes, 17 de octubre de 2014

Supremas al verdeo








El pollo viene marchando

Supremas al verdeo Vienen con salsa bien cremosa y lengüitas de papa

Ingredientes

6 supremas de pollo
Sal y pimienta, a gusto
3 cucharadas de aceite
50g de manteca
¼ kg de cebollas de verdeo
1 cubito de caldo de verduras
1/3 de taza de agua
1/3 de vino blanco seco
100g de crema de leche
1 cucharadita de fécula de maíz
½ kg de papas alargadas
Harina, c/n
Aceite, para freír

Procedimiento

1. Soy fanática de la pechuga, pero si usted lo prefiere puede usar patitas o muslos.
2. Condimente las supremas con sal y pimienta. Caliente el aceite en una sartén y dore las supremas de ambos lados.
3. Escurra las supremas, deseche la fritura pero no lave la sartén. Coloque allí la manteca. Derrítala y saltee en ella la cebolla de verdeo picada.
4. Incorpore en la sartén el cubito de caldo desmenuzado, el vino y el agua. Cuando rompan el hervor, agregue en la sartén las supremas y déjelas borbotear sobre fuego suave hasta que estén bien cocidas.
5. Incorpore la crema y, si la salsa estuviera muy liviana, espésela con fécula de maíz diluída en un poquito de agua.
6. Pruebe la salsa y rectifique – o no – su sazonamiento.
7. Sirva las supremas con toda la salsa y una guarnición de “lengüitas de papa”.

Para las lengüitas

1. Lave bien las papas y déjelas sumergidas ½ hora en agua acidulada con limón. Escúrralas, séquelas y, con un pelapapas filoso, rebánelas a lo largo para obtener finas cintas. A medida que las corte sumérjalas en agua para que no se oxiden.
2. Escurra una porción y séquelas entre repasadores. Rebócelas una por una por harina y colóquelas sobre una tabla sin encimarlas.
3. Fríalas en abundante aceite bien caliente de a una por vez, sin encimarlas. Mientras se fríen, délas vuelta con dos tenedores hasta que estén crocantes y suavemente doradas. Escúrralas sobre papel absorbente y siga friendo otras. Estas lengüitas tienen la virtud de que pueden hacerse con anticipación sin correr el riesgo de que se ablanden. Eso sí: ¡prohibido salarlas!