miércoles, 13 de agosto de 2014

Pitillos

 



1)      Corte en pedacitos 120 gramos de chocolate y derrítalo a baño de María.
2)      Bata 2 claras a punto de nieve bien duras.
3)      Agrégueles de a poquito 6 cucharadas panzonas de azúcar, hasta incorporarla toda. Siga batiendo hasta que el merengue haga picos duros.
4)      Mezcle el chocolate y no se desespere si piensa que hizo un desastre.
5)      Agregue la harina y mezcle hasta obtener una mezcla más presentable.
6)      Ponga la pasta en una manga con boquilla mediana lisa y trace palitos (pitillos) espaciados entre sí, sobre una placa enmatecada y enharinada.
7)      Cocínelos en horno muy suave, como si hiciera merengues, hasta que estén bien sequitos.
8)      Retírelos del horno, déjelos enfriar en la placa y recién entonces despéguelos.