jueves, 21 de agosto de 2014

Masa crocante “durita” para tartas de fruta


            Además de frescas son tentadoras e ideales para solucionar el problema del postre de un modo fácil y atractivo. La masa que le propongo esta vez es diferente de la masa crocante que le ofrezco en mi cuadernillo. ¿Y sabe por qué? Para que salga mas durita, así usted puede tener listas las tartas en la heladera con anticipación, sin que corran el riesgo de que la humedad del relleno las ablande demasiado y sea luego difícil manipularlas. Todas las recetas que figuran en esta nota son susceptibles de ser realizadas en forma individual, usando para tal fin moldes medianos de tarteletas.


Masa crocante “durita” para tartas de fruta

INGREDIENTES

Harina, 180 gramos
Azúcar, 80 gramos
Manteca, 90 gramos
Huevo entero (sin cáscara… ¿eh?), 1

PREPARACION

  1. Ponga la harina sobre la mesa en forma de anillo.
  2. Coloque en el centro el azúcar, la manteca y el huevo.
  3. Una primero los ingredientes del centro y luego vaya incorporándoles rápidamente la harina hasta obtener un bollo tierno. (¡Tiernísimo!)

PARA ARMAR LAS TARTAS O TARTELETAS

  1. Aplaste un poco la masa (o trozo de masa), póngalo en el centro de la tartera (o tarteletas) enmantecadas y enharinadas y, con la puntita de los dedos enharinados, vaya estirándola hasta forrar el molde en un espesor parejo y finito.

COCCION

  1. Pinche totalmente la masa con un tenedor. Si el molde es grande, aconsejo colocar sobre la masa un papel impermeable (o de aluminio) y rellenarla con porotos secos (¡después los usa para jugar al truco!) así durante la cocción hacen peso y la masa no se levanta.
  2. Cocine la tarta (o tarteletas) en horno caliente, hasta que esté doradita.
  3. Retire (acuérdese de sacarle el papel con porotos), desmolde y enfríe.
  4. Rellene a gusto con su imaginación o la mía.