martes, 29 de octubre de 2013

Un cuarto kilo de frutillas…




Tiene razón. Con un cajoncito solo de frutillas no se pueden hacer milagros. Pero si encontrar soluciones ingeniosas para que la compra rinda para muchos.

  • Tarteletitas

1)      Mezcle sobre la mesa 1 yema, 1 huevo entero, 3 cucharadas de azúcar y 100 gramos de manteca hasta obtener una pomada.
2)      Agréguele aproximadamente 1 taza de harina leudante (o más, si hiciera falta) hasta formar una masa lisa y muy tierna.
3)      Tome pequeñas porciones, métalas dentro de moldecitos chiquitos lisos para tarteletas y con los dedos, presione la masa dentro de cada moldecito.
4)      Pinche con un tenedor todas las tarteletitas crudas.
5)      Distribuya en el fondo de cada una un poco de mermelada de ciruelas.
6)      Cocine las tarteletitas en el horno caliente, hasta que estén sequitas y doradas.
7)      Desmolde, enfríe y decore cada una con un copete de Chantilly y ½ frutilla lavada, sin cabito y azucarada. Mantenga en la heladera hasta el momento de servir.