martes, 8 de octubre de 2013

Ensalada de naranja y espárragos



            Desde la invención de la ensalada de tomate, cebolla y lechuga hasta hoy, la imaginación de las cocineras ha trabajado a 40°. Y ya no nos sorprenden las fórmulas donde un apetecible camarón se codea con un gajo de naranja; o una punta de espárrago con un palito de Gruyère. El arte está en saber presentarle los ingredientes de un modo tentador y acompañarlos con el aderezo que corresponda. Pero… por más que a usted y a mí nos guste… ¿está segura que todos guardan memoria del sabor del aceite de oliva? ¿O cree, como Chesterfield, que “Si no estás a la moda es como si nadie fueres”.


  • Ensalada de naranja y espárragos

INGREDIENTES

Puntas de espárragos, cocidas, 2 atados (elegir preferentemente espárragos blancos)
Naranjas “peladas a vivo” (sin hollejos), 4
Queso tipo Gruyère, cortado en bastoncitos, 250 gramos
Hojas tiernas de lechuga o espinacas crudas, para adornar los platos (¡y de paso, comerlas también!...)


ADEREZO

Crema de leche, 150 gramos
Jugo de limón, 2 cucharadas
Azúcar impalpable, 1 cucharadita
Sal y pimienta, a gusto
Perejil picadísimo, 1 cucharada


PREPARACION


  1. Distribuya en cada plato 3 ó 4 hojas de lechuga bien lavaditas y escurridas (u hojas crudas de espinacas).
  2. Sobre este lecho distribuya lo más artísticamente posible (¿usted cree?...) puntas de espárragos, bastoncitos de Gruyère y gajitos de naranja. (Si quiere, salpique con algunas ramitas de perejil. Pero – entre nosotras - ¿quién se las va a comer?).
  3. Sirva aparte el aderezo, bien condimentado para que cada comensal haga uso (o abuso); y, aparte también, en un bol con semillitas de apio o de sésamo o de amapola, por si entre los invitados hay algún snob que se atreva.

Aderezo: mezcle todos los ingredientes y sazonelos a gusto.