martes, 3 de julio de 2012

Trifle de vainillas






 
 Esta palabra, en inglés, tiene muchas acepciones: desde bagatela, menudencia, friolera... hasta bizcocho borracho, con frutas y crema... ¡Con esta definición nos quedamos hoy! Y atrás del nombre nos encontramos con un postre fácil, requeterrico y tan antiguo... ¡como mi abuela! 






Lo que lleva

bizcochos de vainilla. 2 PAQUETES APROXIMADAMENTE

mermelada de frutas. CANTIDAD NECESARIA

almíbar a punto de hilo fuerte. 1/2 TAZA

whisky, coñac o vino blanco dulce (oporto). 1/2 TAZA

leche. 1 LITRO

yemas. 4

azúcar molida. 200 GRAMOS

ralladura de limón. 1 CUCHARADA

fécula de maíz. 1 CUCHARADA COLMADA

crema de leche. 1 POTE DE 250 CENTIMETROS CUBICOS

azúcar impalpable tamizada. 3 CUCHARADAS

nueces peladas y picadas grueso. 4 CUCHARADAS

cerezas glasé. A GUSTO (PARA DECORAR)

nueces mariposa. A GUSTO (PARA DECORAR)




3 minutos

Con un cuchillo, corte los bizcochos de vainilla por la mitad, a lo largo. Reármelos con la mermelada de frutas en el medio, como armando un sandwichito. Si se rompen al cortarlos, no se preocupe, al rearmarlos se arreglan. Forre con los bizcochos una fuente rectangular (presentable a la mesa) formando un piso parejo.

 


6 minutos

Prepare el almíbar a punto de hilo fuerte. Mezcle media taza de ese almíbar con el oporto, whisky, coñac o la bebida alcohólica elegida. Rocíe con esta mezcla las vainillas que están en el fondo de la fuente a fin de emborracharlas bien. Deje que las vainillas absorban toda la bebida. Y que la preparación se enfríe. Mientras...

 


8 minutos

Bata en una cacerolita las yemas con el azúcar, hasta obtener una crema. Agréguele la ralladura de limón (sólo la parte amarilla de la piel) y, de a poco, la leche indicada, mientras mezcla la preparación hasta incorporar toda la leche. Unale la cucharada de fécula de maíz previamente diluída en un poquito de agua y mezcle.

 


15 minutos

Coloque la cacerola sobre la hornalla encendida y revuelva la preparación continuamente con cuchara de madera hasta obtener una crema espesa y lisita. Una vez lista, retire la crema del fuego y vuélquela sobre las vainillas que están en la fuente extendiéndola en forma pareja. Deje que la crema se enfríe antes de continuar.

 


20 minutos

Espolvoree las nueces picadas. Bata la crema de leche con el azúcar impalpable hasta alcanzar el punto chantillí (puede usar batidor eléctrico). Coloque la crema en una manga con boquilla de picos y trace un enrejado de crema sobre la superficie del trifflé. Decore con nueces mariposa, cerezas glasé o lo que guste y... ¡Glup!