sábado, 14 de julio de 2012

La Hermana Bernarda cuenta cómo le enseñó a cocinar a Blanca Cotta


“Cocinar para un ama de casa, de una manera sencilla, rápida y barata”, sintetiza Bernarda. Con esa modalidad también se maneja Blanca Cotta y no es casualidad: hace diez años, Cotta fue alumna de Bernarda. “¿No viste que dice, en la revista Viva, que tiene una amiga que se llama Bernarda? Esa soy yo. Y muchas veces, Blanca da recetas que le enseñé. El otro día, por ejemplo, publicó mi receta fácil de manzana. Pero puso: “Espolvorearle, por encima, las pasas de uva”. Y me enojé. ¡Cómo va a dejar, por encima de la tarta, las pasas secas! Ese es un invento de ella…”, se enoja.
-          ¿Cotta era mala alumna?
-          No, para nada. Pero a ella le gusta innovar y, por eso, inventa cosas, cambia las recetas. Con Blanca nos parecemos, la imita y siempre recuerda cuando la retaba en clase: “Blanca, la masa se estira y se estira con delicadeza, para que quede finita…”.