domingo, 15 de julio de 2012

Alfajores de atún




Se trata de unas galletitas saladas así de chiquitas… ¡y así de deliciosas! Pruébelas.

LO QUE LLEVAN

Harina, 750 gramos
Sal y pimienta, a gusto
Manteca fría, 125 gramos
Queso rallado, 3 cucharadas panzonas
Yemas, 2
Crema de leche, cantidad necesaria (4, 5… ¡ó 6 cucharadas!)


El relleno:

Atún en aceite, una lata chica
Aceitunas verdes picaditas, 50 gramos
Alcaparras ídem, una cucharada
Mayonesa, para ligar
Jugo de limón, una cucharadita
Nueces molidas, 50 gramos
Recortes de morrón y aceituna

Paso 1

Ponga la harina  sobre la mesa y sazónela con sal y pimienta. Coloque sobre la harina la manteca fría, cortada en trozos. Con dos cuchillos corte la manteca sobre la harina, hasta convertir todo en un granulado fino. Coloque en el centro las yemas, el queso rallado, 4 cucharadas de crema, sal y pimienta. Una con espátula y luego con las manos intentando formar un bollo. Agregue de a poco algo más de crema, hasta lograr una masa pesada y de superficie irregular (ni suave, ni elástica).

PASO 2

Estire la masa sobre la mesa bien enharinada dejándola de 3 milímetros de espesor. Corte en discos de 3,5 centímetros de diámetro, aproximadamente. Una los recortes y haga más discos. Levántelos con espátula y apóyelos en placas limpias forradas con papel manteca. Cocínelos en horno caliente de 10 a 12 minutos, hasta que se noten sequitos y levemente dorados. Si se doran se estropea el sabor.

PASO 3

Escurra el atún, desmenúcelo y mézclele las aceitunas, el jugo de limón y las alcaparras. Ligue con un poco de mayonesa hasta lograr una pasta de atún. Una las galletitas de a dos (como si armara alfajorcitos), pegándolas con la pasta de atún, de modo que el relleno sobresalga un poco. Haga rodar la parte lateral de los alfajorcitos sobre las nueces molidas. Decore a gusto con recortes de morrón o aceituna. Distribúyalos en los platos (o póngalos previamente en pirotines) y… ¡Glup!