sábado, 21 de julio de 2012

Guisito de invierno


 
Preparación:

Tome 1 kg de carnaza de nalga, quítele la grasa y los nervios y córtela en cubos. Ponga la carne en una cacerola, cúbrala con caldo y hágala hervir. Espume. Corte 4 zanahorias chicas y 2 tallos de blanco de apio en juliana. Tome 150g de panceta ahumada en tajadas, sáquele el cuero, la grasa y córtela en trocitos, cocínela en una sartén hasta que este crujiente. Agregue la zanahoria, el apio y la panceta en la cacerola junto con 1 hoja de laurel, 12 cebollas blancas chiquitas (o si lo prefiere, bulbos de cebolla de verdeo), 4 ramitas de perejil, media cucharada de pimienta negra en grano y sal a gusto. Tape la cacerola y deje hervir lentamente hasta que la carne esté tierna. Escurra la carne ya cocida y los otros ingredientes. Reserve. Cuele el caldo y resérvelo. Derrita 60g de manteca en otra cacerola, agregue 2 cucharadas de harina y mezcle hasta que se forme una salsa espesa. Agregue de golpe el caldo colado y frío. Bata rápidamente con el batidor de alambre para que no se formen grumos. Siga revolviendo hasta que hierva y espese. Aparte, ponga 2 yemas en un bol y bátalas. Vaya agregándoles de a poco la preparación anterior, mientras revuelve con el batidor. Vuelva a poner esta mezcla en una cacerola y agréguele las verduras, la panceta, 1 frasco de champiñones con todo su líquido y los cubos de carne escurridos. Incorpore 100g de crema de leche, coloque sobre el fuego y revuelva de vez en cuando, hasta que todo se caliente bien. Sirva en cazuelitas precalentadas espolvoreadas con 1 cda. de perejil picado.