miércoles, 4 de enero de 2012

Parfait de naranja



Pronúncielo así: parfé. Su traducción del francés sería: perfecto. Pero... ¿qué tiene de particular este postre helado para merecer ese nombre? Simplemente: lleva la mínima dosis de gelatina necesaria para que se pueda moldear sin que nadie descubra el secreto. Toda una maravilla!


LO QUE LLEVA

·  yema UNA
·  azúcar TRES CUARTOS DE TAZA Y 2 CUCHARADAS
·  ralladura de 2 NARANJAS
·  jugo de naranjas TRES CUARTOS DE TAZA (COLADO)
·  jugo de limón UN CUARTO DE TAZA (COLADO)
·  agua caliente TRES CUARTOS DE TAZA
·  gelatina en polvo, sin sabor UNA CUCHARADA Y MEDIA
·  agua fría UN TERCIO DE TAZA
·  clara UNA
·  crema de leche 200 GRAMOS.


Varios
·  chocolate cobertura 100 GRAMOS
·  crema de leche 2 O 3 CUCHARADAS.


PASO 1 (5 MINUTOS)

En un bol bien limpio, bata la yema con los tres cuartos de taza de azúcar... hasta que se canse inútilmente... ¡pues apenas si dispersará la yema! Sígame con paciencia... Continúe batiendo con constancia mientras le va agregando —de a poco por vez— el jugo de naranjas, el cuarto de taza de jugo de limón, los tres cuartos de taza de agua caliente y la ralladura de las dos naranjas.


PASO 2 (10 MINUTOS)

Abra el sobre de gelatina, mida una cucharada y media, colóquela en una taza y sume el tercio de taza de agua fría. Espere a que la gelatina se hidrate y esponje bien. Reserve. Coloque sobre el fuego la cacerola donde preparó la mezcla anterior (yema, azúcar, ralladura, jugo de naranja y de limón y agua caliente). Revuelva hasta que espese, pero sin que llegue a hervir.


PASO 3 (30 MINUTOS)

Retire la cacerola del fuego. Mientras la mezcla está aún caliente, mézclele la gelatina sin sabor y revuelva hasta que ésta se disuelva bien (es decir, que pierda su identikit). Estacione la mezcla en la heladera un buen rato (o si está apurado/a, póngala un ratito en el freezer). Lo importante es lograr el punto: debe tomar buena consistencia, pero sin llegar a solidificar. Mientras...


PASO 4 (45 MINUTOS)

Por un lado, bata la clara a punto de nieve (ya sabe, en un bol bien limpio). Agréguele de a poco las 2 cucharadas de azúcar restantes y siga batiendo hasta lograr un merengue firme. Reserve. ¿La gelatina ya espesó...? Retírela de la heladera y bátala hasta que esté bien espumosa. Aparte, ponga la crema de leche en un bol y bátala a medio punto (sin llegar a chantillí). Reserve.


PASO 5 (120 MINUTOS)

Humedezca con agua los moldecitos (o molde único). Mezcle con movimientos envolventes la gelatina, la crema espesa y la clara batida a nieve. Pase la mezcla al molde (o moldes) y estaciónelo en la heladera hasta que esté firme (a partir de la hora, contrólelo). Recién entonces desmóldelo y decore los platos con chocolate cobertura mezclado con un poco de crema.