martes, 3 de enero de 2012

Bolitas de nuez



Lo que llevan:

manteca blanda, 100 gramos
nueces peladas y trituradas con el palote, 100 gramos
azúcar, 2 cucharadas
esencia de vainilla, 1 cucharadita
harina, 1 taza
azúcar impalpable, tamizada, cantidad necesaria


Cómo se hacen:

Precaliente el horno. Ponga sobre la mesa las nueces trituradas, la manteca, el azúcar, la esencia y la harina.
Una todo con las manos (¡fuerza!), presionando bien hasta tener una masa compacta.
Tome pequeñas porciones y moldéelas en forma de bolitas del tamaño de avellanas (o nueces chicas)
Colóquelas en placas forradas con papel manteca, sin enmantecar ni enharinar. Cocínelas en horno fuerte hasta que estén sequitas pero sin dorar: apenitas rubias...
Retire la placa del horno, ¡pero ni se le ocurra despegarlas enseguida! En cambio, espolvoréelas con abundante azúcar impalpable tamizada, de modo que queden cubiertas como si hubiera nevado...
Déjelas enfriar en la placa. Recién entonces despéguelas cuidadosamente con una espátula y con manos de ángel, pues son sumamente frágiles.