miércoles, 18 de enero de 2012

Caritas alegres



Las galletitas divertidas siempre han conquistado a los chicos. Para festejar su día le propongo una fórmula deliciosa.



LO QUE LLEVAN

·  azúcar negra 4 CUCHARADAS GORDAS
·  manteca blanca 50 GRAMOS
·  yemas 2
·  harina leudante UNA TAZA APROXIMADAMENTE

·  una placa para horno, enmantecada y enharinada.
·  glasé real (hecho con una clara, 250 gramos de azúcar impalpable, un chorrito de jugo de limón y colorantes vegetales a gusto)
·  almíbar (hecho con 3 cucharadas de azúcar y 3 de agua).



PASO 1 (5 MINUTOS)

Ponga sobre la mesa la harina leudante en forma de anillo. Coloque en el centro del añillo el azúcar negra junto con la manteca y las yemas. Aplaste los ingredientes del centro con un tenedor hasta convertirlos en pomada. Incorpórele rápidamente la harina (la masa apenas debe trabajarse) hasta unir todo en un bollo tierno. Envuélvalo y estacione en la heladera hasta que tenga consistencia para ser estirado.


PASO 2 (10 MINUTOS)

Retire la masa de la heladera y separe una porción. Estírela sobre la mesa enharinada, dejándola fina. Despéguela con una espátula y recién entonces córtela en discos del tamaño de las caritas. Levántelas con una espátula y acomódelas sobre la placa. Cocínelas en horno caliente hasta que se noten sequitas y suavemente doradas (3 a 5 minutos). Levántelas con espátula y apóyelas sobre una superficie lisa.

PASO 3 (20 MINUTOS)

Ponga en una cacerolita las 3 cucharadas de azúcar y las 6 cucharadas de agua. Hierva hasta que el azúcar se disuelva. Retire. Separe dos tercios del glasé real y aliviánelo agregándole en forma de hilito el almíbar caliente necesario para lograr un baño que corra por sí solo y cubra bien (reserve el glasé restante). Pruebe la densidad bañando una galletita. Bañe las galletitas y déjelas secar a temperatura ambiente.


PASO 4 (35 MINUTOS)

Una vez que esté seco el baño base de las galletitas, reparta el glasé real que queda en diferentes potecitos y coloree cada uno con distintos tonos de colorante vegetal. Aliviane cada color con un poquitito del almíbar preparado, a fin de darle fluidez para que corra y poder dibujar o pintar con más comodidad. Decore las galletitas que preparó como solamente una mamá mamera puede hacerlo y... ¡requeteglup!