sábado, 2 de octubre de 2010

Upside-down cake


¿Volvemos a la cocina? Hacemos una de esas tortas que al desmoldarse, quedan decoradas? (“upside-down cake”… ¡bah!). Ponga en una tartera ¾ de taza de azúcar negra y 50 gramos de manteca y revuelva sobre fuego hasta que todo se funda. Retire, extienda la pasta en forma pareja y cúbrala a gusto con rodajas de ananás al natural (o tajadas de la fruta que “pueda”) y cerezas al Marraschino (o imagínelas). Luego cubra todo esto con la siguiente pasta: 100 gramos de manteca batidos con media taza de azúcar, 1 cucharadita de esencia de vainilla (o ralladura de limón), un poquito de sal, 1 huevo, 1 ½ taza de harina tamizada con 2 cucharaditas de polvo para hornear y ½ taza del almíbar del ananás. Así las cosas, la torta se cocina en horno moderado hasta que la pasta esté cocida. Se retira del horno y se invierte sobre la fuente donde se piensa servir. Se deja el molde descansar 3 minutos (tiempo justo para que gotee todo el azúcar sobre la torta) y entonces se retira.