miércoles, 27 de octubre de 2010

Corona de Spaetzle


            Si a estos ñoquis los llama “Spaetzle”, ponga cara de alemana. Si, en cambio, los llama “Nocken”, sonría como una húngara, bávara o austríaca. Y si los llama “ñoquis arrancados”… ¡ponga cara de argentina con sangre de inmigrantes!

INGREDIENTES

Harina, ½ kilo
Huevos, 2
Leche, ½ taza
Sal, ½ cucharadita
Manteca, 100 gramos
Queso rallado, ½ taza

PREPARACION

  1. Prepare con la harina, los huevos, la leche y la sal una masa como para fideos, pero más pegajosa. (Agréguele un poquito de agua, si fuese necesario).
  2. Golpéela sobre la mesa para airearla y darle elasticidad (¡como si fuera a hacer strudel!).
  3. Ponga a hervir abundante agua con sal.
  4. De a la masa forma de rollo, colóquela sobre una tabla mojada y, con la parte filosa de un cuchillo o con una cucharita mojada cada vez, vaya arrancando trocitos o tiritas y dejándolas caer en el agua hirviendo.
  5. A medida que los ñoquis floten, escúrralos y colóquelos en una fuente.
  6. Derrita la manteca hasta que tome color avellana.
  7. Viértala sobre los ñoquis junto con el queso rallado. Mezcle, sazone con sal si hiciera falta y vierta en un molde en forma de anillo previamente mojado con agua. Estacione un rato a baño de María en el horno y desmolde directamente sobre la fuente donde piensa servir el guiso.