domingo, 23 de mayo de 2010

Tiempo de galletitas



Todas descienden de una “masa madre”. Y como esta es dulcísima y tierna… ¡imagine la calidad de sus descendientes! Yo le propongo 3 variantes. Usted ingéniese para inventar el resto. ¿Sabía que “el ingenio está constituido por un tercio de instinto, un tercio de memoria… ¡y un último tercio de voluntad! (Dossii)?¡Glup!


MASA “MADRE”

  1. Bata 1 taza de azúcar con 100 gramos de manteca.
  2. Agréguele de a poco 1 huevo batido, esencia de vainilla y 1 cucharada de crema de leche.
  3. Únale 2 tazas de harina previamente tamizadas con 1/3 de cucharadita de bicarbonato de sodio, apenitas de sal y 1 cucharadita al ras de polvo para hornear. Amase ligeramente.

ROSQUITAS

  1. Tome un tercio de la masa y mezclele 50 gramos de nueces molidas. Córtelas en discos de 5 cm de diámetro y colóquelos en placas enmantecadas y enharinadas.
  2. Quite el centro de cada disco con un cortapastas más pequeño (quedarán así formadas las rosquitas) y cocínelas en horno caliente hasta que estén sequitas y apenas doradas. Déjelas enfriar en la placa y, recién entonces, báñelas parcialmente con chocolate cobertura disuelto a baño de María. Endurézcalos en la heladera.

ALMENDRADO

  1. Tome un tercio de la masa, déle forma de cilindro, colóquela en el centro de una placa enmantecada y enharinada y, con un palote chiquito y enharinado, estírela dándole forma rectangular y un espesor de ½ cm. Cocínela en horno caliente hasta que la superficie esté sequita, pero no dorada. Retire del horno.
  2. Ponga en una cacerolita 1 cucharada de manteca, 60 gramos de azúcar, 50 gramos de almendras sin cascarita marrón y cortadas en tiritas, 1 cucharada de crema y 1 cucharada de harina. Revuelva constantemente sobre el fuego hasta que todo se convierta en un glaseado espectacular (hasta que el azúcar se disuelva… ¡bah!).
  3. Extienda este glaseado cuidadosamente sobre la masa que acaba de hornear y vuelva la placa al horno hasta que la superficie de la preparación esté doradita.
  4. Retire, deje entibiar y corte en rectángulos chiquitos. Abrillántelos con 2 cucharadas de miel derretidas con 1 cucharadita de manteca. Deje enfriar bien y recién entonces despegue las galletitas.

NEGRITAS

  1. Agregue a un tercio de la masa 1 cucharada de azúcar negro y 2 cucharadas de cacao dulce. Estire, corte en rectángulos y hornee hasta que estén sequitos. ¡Ahora invente usted!