viernes, 14 de abril de 2017

Perdices al whisky



Ingredientes

Perdices limpias, 8
Sal y pimienta, a gusto
Panceta ahumada magra (sin el cuerito), 8 tajadas gruesas (¡eh!... tanto, no)
Aceite, 4 cdas.
Manteca, 70g
Whisky, 2 medidas (60cc)
Perejil picado, 1 cda. (al ras)
Caldo de verduras, 1/2 cubito
Agua, 1/2 taza
Crema de leche, 100g
Perejil "plus", 1 cdita.


Preparación

1. Ate con piolín las perdices para sujetarles las alas y patitas.
2. Sazónelas con sal y pimienta.
3. Envuelva la pechuga de cada una con una tira de panceta.
4. Caliente el aceite y dore en él las perdices, dándolas vuelta para que el dorado sea total.
5. Escurra las perdices y deseche la fritura. Pero no lave la cacerola.
6. Coloque en la misma cacerola la manteca, derrítala y agregue las perdices.
7. Incorpore enseguida el whisky y raspe con la cuchara el fondo de cocción para aflojarlo.
8. Prenda fuego la salsa.
9. En cuanto las llamas se apaguen, agregue en la cacerola el perejil, el caldo de verduras (desmenuzado) y el agua.
10. Deje hervir despacito, agregando de vez en cuando chorritos de caldo o agua, hasta que las pechugas de las perdices se noten tiernas. (Recuerde que la carne es muy compacta).
11. Destape la cacerola y agregue la crema de leche.
12. Pruebe y rectifique (o no) el sazonamiento con sal y pimienta.
13. Escurra las perdices, quíteles las ataduras, acomódelas en una fuente sin sacarles la panceta, vierta sobre ellas la salsa bien caliente y sirva.



¡Gracias, Susana!