viernes, 21 de abril de 2017

¡Alerta rojo frutillas!




            La invasión de frutillas es una amenaza constante para los golosos. Antes que hacerles la guerra… ¡es más honroso una prudente rendición! Esta semana seleccione para usted dos recetas fáciles y rendidoras.

  • Trifle de frutillas

1)      Forre el fondo de una fuente honda rectangular (¡o de la forma que quiera!) con bizcochos vainilla (¡los mismos que la abuela hunde en la leche!).
2)      Rocíelas con ½ taza de coñac para formar una plataforma borrachita.
3)      Ponga en una cacerolita 7 gramos de gelatina en polvo sin sabor (remojada en un poquitito de agua fría), otro poquitito así de sal (para fijar sabores), ¼ de taza de azúcar, 5 yemas y 1 taza y ¾ de leche.
4)      Revuelva continuamente sobre el fuego hasta que la gelatina se disuelva, pero sin que la preparación llegue a hervir.
5)      Retire del fuego y perfume con vainilla.
6)      Cuele y ponga en la heladera hasta que comience a espesar (la crema, se entiende…).
7)      Bata 3 claras a punto de nieve (solamente 3) y agrégueles de a poco ¼ de taza de azúcar.
8)      Únale un pote de crema de leche batido hasta que espese bien (¡que no se le corte!).
9)      Mezcle esto con la crema que espeso en la heladera.
10)  Extienda la mezcla sobre las vainillas borrachitas.
11)  Coloque en la heladera hasta que la crema esté firme.
12)  Cubra la crema totalmente con ½ kilo de frutillas, cortadas en rodajitas. Espolvoréelas con azúcar impalpable tamizado.
13)  Mantenga en la heladera hasta el momento de servir. Sirva el postre directamente en la fuente.