viernes, 21 de febrero de 2014

Humita en chala

 
Lo que lleva

 
choclos de granos firmes. 1 docena
chalas grandes. las que reserve de los choclos
grasa. 100 gramos  (o margarina)
cebolla grande, picadita. 1
morrón grande, picadito. 1
tomates pelados y picados. 1 taza
pimentón dulce. 1 cucharada
caldo. 1 taza
sal y pimienta. a gusto
ají molido. 1 cucharada

Como se hace
 
Quite las chalas y barbas a los choclos. Rállelos.
Derrita la grasa en una cacerola y rehogue la cebolla y el morrón. Agregue los tomates y el pimentón remojados en el caldo. Cuando hierva, incorpore el choclo rallado
Mezcle continuamente sobre fuego medio con cuchara de madera, hasta que la pasta espese como polenta
Retire del fuego, vuelque en un bol y sazone a gusto con sal, pimienta y ají molido
Armado: tome dos chalas y encime las partes más anchas, como si fuera a añadirlas. Coloque en el centro una buena cucharada de humita. Envuelva el relleno con las chalas formando un paquetito. Atelos con tiras de chala o con hilo de algodón
Coloque los marlos en el fondo de una olla y distribuya los paquetitos encima (para que no se peguen a la olla)
Agregue agua con sal hasta cubrir los paquetitos. Cocínelos 40 minutos. Escúrralos, sírvalos en una fuente y... ¡a la mesa! Eso sí: explíquele al comensal neófito que ¡las chalas no se comen...!