viernes, 12 de abril de 2013

Torta siciliana









Sabor y textura

Con vainillas, gelatina y frutas. Fácil, rica y, sobre todo, livianita

Ingredientes

Bizcochos vainilla, 12
Gelatina de limón, 1 caja chica
Agua caliente, 1 taza
Agua fría, 1 taza
Ricotta, ½ kg
Ralladura de 1 limón
Azúcar, 150g
Pasas de uva sin semilla, 120g
Yema, 1
Clara batida a nieve, 1

Preparación

1.       Prepare la gelatina como indica el envase, disolviéndola primero en la taza de agua caliente y luego agregándole el agua fría. Si sólo consigue el envase grande, utilice la mitad del contenido. Deje enfriar al natural (fuera de la heladera). Corte en trocitos las vainillas, póngalas en un bol y vierta sobre ellas la mitad de la gelatina de limón (reserve el resto). Vuelque la mezcla en un molde desarmable de 22 cm de diámetro, previamente humedecido con agua.
2.       Lleve el molde a la heladera hasta que la mezcla de vainillas y gelatina se note firme. Tamice la ricotta, mezcle con la ralladura de limón, el azúcar, las pasas, la yema y la mitad de la gelatina reservada (guarde el resto). Únale la clara batida a nieve a la preparación anterior.
3.       Extienda la preparación de ricotta sobre las vainillas que había puesto en el molde desarmable. Vuelva a colocar el molde en la heladera hasta que la preparación esté firme (por lo menos 3 horas). Retire el molde del frío y extienda sobre la superficie la gelatina que guardó. Vuelva a poner en la heladera hasta que esta capa de gelatina se solidifique. Recién entonces retírele el aro lateral al molde.
4.       Mantenga la torta en la heladera hasta el momento de servir.


Dificultad:

Sólo requiere paciencia para esperar que solidifique la gelatina.

Tip:

Esta receta puede hacerse con gelatina de frutas de cualquier otro gusto