viernes, 19 de abril de 2013

Fruktova salata








(ensalada de frutas a la búlgara… ¡bah!)

Ingredientes

Melón rocío de miel grande, 1 (¡y que no tenga gusto a zapallo…!)
Manzanas deliciosas, 2
Jugo de limón
Peras, 2
Naranjas peladas “a vivo”, 2
Frutillas, bien lavaditas y sin el cabito, ¼ kilo
Cerezas frescas descarozadas, 1 taza
Kiwis en medias rodajas (interpolación reciente para esta receta tradicional), 4
Azúcar, ½ taza
Vino blanco del que su marido tiene escondido par sus amigotes, 2 tazas
Brandy o cognac del bueno, ½ taza

Varios

Crema chantilly o sabayón. ¡O nada!

Preparación

1.     Lave y seque el melón. Fíjese que apoye bien en la fuente donde lo va a presentar; sino, quítele en la base una tapita para que no se tambalee. O apóyelo sobre un aro de papel aluminio retorcido y estaciónelo en la heladera junto con “su tapa”.
2.     A 10 cm del extremo superior del melón marque con un lápiz, todo alrededor, una línea en zig-zag. Luego, con un cuchillito de punta bien afilado, recorte el melón por la línea trazada, haciendo cortes profundos. Desprenda la “tapa” del melón cuyos bordes, lo mismo que la parte inferior del fruto, resultaran primorosamente dentados. (¡Las cosas que hacemos las mujeres cuando vienen visitas!).
3.     Quítele al melón las semillas y fibras.
4.     Extráigale la pulpa con una cucharita de hacer “papas noisette”.
5.     Ponga las bolitas de melón en un bol grande. Pele las manzanas, frótelas con el jugo de limón, córtelas en daditos y agréguelas en el bol.
6.     Igualmente pele y corte las peras y… ¡al bol!
7.     Agregue las cerezas, las naranjas, las frutillas y los kiwis (las frutillas puede cortarlas por la mitad).
8.     Espolvoree las frutas con el azúcar y estacione el bol 1 hora en la heladera.
9.     Mezcle el vino con el brandy. Reserve.
10.                       Retire las frutas de la heladera y viértalas con todo el jugo que hayan soltado, dentro del melón (si sobra ensalada… ¡guárdemela para mañana, por favor!).
11.                       Vierta sobre las frutas la mezcla de vino y brandy.
12.                       Cubra el melón con la tapa recortada y estaciónelo en la heladera hasta el momento de servirlo.
13.                       Lleve el melón a la mesa así, tapado, puesto en el centro de una fuente (puede adornarle la tapa con un moño o los chirimbolos que se le ocurran).
14.                       Sirva la ensalada de frutas (¿o creía que era otra cosa?) coronando cada porción con una buena cucharada de crema chantilly o una chorreadita de sabayón.