miércoles, 16 de febrero de 2011

Mamie Pie





Este pastel de  manzana era el preferido de Mamie Eisenhower. ¿Por qué no hacerlo nuestro? Al fin y al cabo, es rico en todas partes y en todos los idiomas.

Ingredientes

1 taza de harina
100g de manteca blanda
¼ de taza de azúcar
1 yema
1 cda. de crema de leche

Para el relleno

1 y ½ kg de manzanas
1 cdita. de canela en polvo
un poquito de nuez moscada
2/3 de taza de azúcar
2 y ½ cdas. de jugo de limón
100g de manteca derretida
200g de crema de leche

Preparación

·         Ponga la harina sobre la mesa y hágale un hueco en el centro. Coloque allí la manteca blanda, ¼ de taza de azúcar, la yema y la crema.
·         Una primero los ingredientes del centro y luego incorpóreles la harina rápidamente, hasta formar un bollo liso y tierno, que no se pegotee (si hiciera falta, agréguele un poquito más de harina).
·         Envuelva la masa en una bolsa y estaciónela en la heladera mientras prepara el relleno.
·         Pele las manzanas, sáquele las semillas y córtelas en tajaditas transparentes.
·         Colóquelas en un bol y espolvoréelas con los 2/3 de taza de azúcar, el jugo de limón, la canela y la nuez moscada.
·         Agrégueles la manteca derretida y mezcle bien para distribuir todos los ingredientes.
·         Vierta la mezcla en un molde profundo enmantecado y enharinado de tarta que pueda ir al horno y a la mesa (si la llevan… claro está). Por ejemplo: una fuente circular, profunda, de vidrio térmico.
·         Retire la masa de la heladera y, sobre la mesa enharinada, estírela fina.
·         Enrosque la masa en el palote enharinado y cubra con ella el relleno de manzanas que está en el molde.
·         Recorte en forma prolija el excedente de masa de los bordes y repúlguelos, haciendo piquitos (usted me entiende…). Con un cuchillito de punta, filoso, hágale al pastel 4 ó 5 tajitos en la superficie.
·         Cocine en horno caliente hasta que la superficie se note sequita y suavemente dorada. Retire el pastel del horno, apóyelo sobre una tabla de madera y espere a que entibie.
·         Sírvalo tibio, directamente de la fuente donde lo cocino, ofreciendo aparte crema de leche batida a medio punto, para los golosos de siempre.