domingo, 13 de febrero de 2011

Crostata al limone



Si prueba esta tarta sabe a que se parece? ¡A un “lemon pie” distraído que hubiera perdido el merengue italiano en el camino! Un modo distinto de hacer las cosas… ¡y que salgan bien!

INGREDIENTES

MASA

(para una tartera mediana)
Manteca, 65 gramos
Azúcar, 1 cucharada colmada
Huevo, ½ (bátalo antes de dividirlo)
Harina común, 150 gramos… o algo mas

RELLENO

Huevos, 4
Azúcar, 200 gramos
Manteca derretida y tibia, 100 gramos
Ralladura de 1 limón
Jugo de 2 limones (colado)

VARIOS

Chantilly (si quiere…) para decorar
O gajitos de limón (¡aj!…)

PREPARACION

MASA
  1. Ponga sobre la mesa la manteca (blanda), el azúcar y el huevo. (¡La mitad… ¡bah!)
  2. Aplaste todo con un tenedor hasta obtener una pomada.
  3. Incorpórele la harina y una rápidamente con la punta de los dedos (puede meter la segunda falange, si quiere…) hasta formar un bollo mas tierno que un discurso del Papa. Si hiciera falta, agregue un poco mas de harina. (Demasiada ternura hace mal…)
  4. Aplaste un poco la masa, colóquela en el centro de una tartera enmantecada y enharinada y, con la puntita de los dedos enharinados, vaya presionándola y estirándola contra las paredes del molde, hasta forrarlo en un espesor bien finito y parejo.
  5. Pinche la masa enteramente con un tenedor.
  6. Hornéela unos minutos en horno bien caliente hasta que este sequita PERO SIN DORAR. Retire y enfríe en el molde. (¿Le dije que tenía que usar un molde que sirva para presentar en la mesa o, en su defecto, un molde con aro lateral desarmable? I’m sorry!)
RELLENO
  1. Coloque en el bol de la batidora (no le recomiendo que lo haga a pulmón): los 4 huevos, el azúcar y la ralladura de limón.
  2. Bata a toda máquina hasta que el batido espese como un buen sabayón (si nunca hizo sabayón, bata hasta que todo parezca lava volcánica de la primera erupción del Etna).
  3. Siga batiendo mientras le incorpora lentamente la manteca derretida y el jugo de limón.
  4. ¡Pare la máquina!
  5. Vierta el batido en la tarta precocida y cocine en horno moderado hasta que el relleno esté firme como un flan (que no sobrepase el punto de cocción).
  6. Retire la tarta del horno y déjela enfriar (¡no llore si se le hunde la panza! La receta es así).
  7. Decórela a gusto: o con rodajas de limón o con la crema. Yo que usted… le hago en toda la superficie un enrejado de chantilly y, en los bordes, una guarda con cerezas al marraschino (¡cuándo no!) alternadas con bombones de fruta (esos que están moldeados en forma de gajitos…) ¿Qué dice? “La belleza, cuando menos vestida, mejor vestida está” (P. Fletcher) ¡Y bueno!