lunes, 3 de agosto de 2015

Pan de salvado


Disuelva 50 gramos de levadura prensada en ½ taza de agua tibia junto con 1 cucharita de azúcar y 1 cucharada panzona de harina.

Tape y deje leudar. Ponga la “esponja de levadura” (eso parecerá...) en un bol junto con 1 y ½ taza de agua tibia, ¼ de taza de aceite, 3 tazas de salvado, 5 tazas  de harina común, 1 cucharada de azúcar y ½ de sal. 

Haga un bollo, castíguelo y deje leudar el doble. Moldee la masa en panes y pancitos y déjelos leudar...¡y al horno caliente!

Al sacarlos, píntelos con manteca.