miércoles, 6 de mayo de 2015

Churros




INGREDIENTES

Agua ½ taza
Leche ½ taza
Sal, un poquito
Harina, 1 taza (no leudante)
Aceite para freír
Azúcar molida cantidad necesaria

                               
Ponga a hervir en una cacerolita el agua, la leche y la sal.
Cuando la mezcla rompa el hervor, agregue de golpe la taza de harina y revuelva enérgicamente hasta que se forme una bola que se desprenda de la cacerola (engrudo espantosamente duro) Séquelo unos instantes sobre el fuego (para hacerlo más espantoso) Retire y vuelque en el bol.
Ponga el pegote dentro de una churrera (es como una manga de decorar pero de metal con boquilla rizada) y haga los churros como quiera en forma de bastones o de roscas (se va echando la masa directamente en el aceite bien caliente –180ºC). Fríalos en abundante aceite caliente hasta dorar muy bien de ambos lados. A medida que los escurra, hágalos rodar por azúcar molida. 

Nota: digo churrera y no manga con boquilla de picos pues usando aquella uno se pone a salvo de que no se queden burbujas de aire en la masa.
Si quedaran, al freír el vapor las expandiría, los churros reventarían... y pobre de usted!


Versión 2:

LO QUE LLEVAN

Agua ½ TAZA
Leche ½ TAZA
Sal UNA PIZCA
Harina 1 TAZA
Aceite PARA FREÍR
Azúcar PARA ESPOLVOREAR
  

CÓMO SE HACEN

Ponga a hervir el agua, la leche y la sal. Cuando rompa el hervor, agregue de golpe la taza de harina y mezcle con energía, hasta formar una bola de masa que se desprenda de la cacerola. Siga revolviendo para secar más el engrudo.

Retire del fuego y llene la churrera para moldearlos. Ni se le ocurra prescindir de este aparato y utilizar en su lugar una manga con boquilla rizada. La churrera impide que se formen burbujas de aire en la masa, evitando que los churros exploten en el aceite y que usted se queme.

Fría los churros en abundante aceite caliente hasta dorarlos. Escúrralos sobre papel absorbente y espolvoree con bastante azúcar.