miércoles, 27 de mayo de 2015

Alfajorcitos llenos de magia




¿Le enseño a hacer unos alfajorcitos llenos den magia, increíblemente fáciles e increíblemente ricos, para endulzar el recuerdo de la abuela Catalina que un 17 de septiembre planto su juego llevándose escondidos una hojita de eucalipto, unas cascaritas de pan negro y unos trapitos de color? Bata 100 gramos de manteca con 100 gramos de crema de leche y, cuando todo esté unido, agréguele 200 gramos de harina, hasta formar una masa tiernísima. Entonces estírela fina, corte en discos chicos y cocínelos en horno caliente hasta que estén sequitos y suavemente dorados. Una vez fríos únalos con dulce de leche y, si quiere, píntelos con chocolate cobertura disuelto (¡cuidado… que se rompen!). ¿Qué a cuáles se parecen? ¿Es que acaso hay que parecerse a alguien para ser importante? “A nadie te pareces desde que yo te amo; / déjame tenderte entre guirnaldas amarillas. / ¿Quién escribe tu nombre con letras de humo entre las estrellas del sur? / ¡Ah!... déjame recordarte como eras entonces, cuando aún no existías…” (P. NERUDA).