viernes, 13 de febrero de 2015

Galletas de cebolla





¿Volvemos a la cocina? Estas galletas de cebolla son mágicas para “entretener” el estómago… Ponga sobre la mesa 2 tazas de harina leudante, ½ taza de harina de maíz, 2 cucharadas de azúcar y 1 cucharadita de sal. Agregue 125 g de margarina fría y córtela con dos cuchillos hasta convertirla en granitos. Ponga todo en un bol y únalo con ½ taza de agua y 2 cucharadas de vinagre. ¡Listo! Ahora tome porciones así de chicas de la masa, aplástelas en forma de galletas transparentes, pégueles en la frente cebollita cruda picada… ¡y al horno caliente hasta dorar! ¡Crunch!



Versión 2:

¿De verdad se quedó esperando la otra fórmula de “galletas de cebolla” que le había prometido? Tome nota: mezcle 2 tazas de harina leudante con ½ taza de harina de maíz de cocción rápida, 2 cucharadas de azúcar y sal a gusto. Entonces agréguele 125 gramos de margarina fría y córtela con dos cuchillos hasta reducirla a granitos. Una todo con ½ taza de agua fría mezclada con 2 cucharadas de vinagre. Entonces tome pequeñas porciones de la masa y estírelas finitas como papel, dándole forma circular y cúbralas con cebolla picadísima. Presiónelas una por una con el palote para que la cebolla se adhiera, distribúyalas en placas enmantecadas ¡y listo! Un horno moderado hará el resto. ¿Vio qué fáciles?